Sistemas de información

Artemly Artemiev VI

En el principio había datos, los datos buscaron estructura, se organizaron y se convirtieron en información.

La información encontró su lugar,  se contextualizó, alguien la interpretó y surgió el conocimiento. El conocimiento se aplica y dependiendo quién lo haga y como lo haga se reconoce como sabiduría.

 

Las tecnologías de información solamente estructuran datos,  es decir proveen información con base en reglas y algoritmos proporcionados por nosotros los humanos.

El conocimiento y más aún, la sabiduría es un quehacer humano.


Pretencioso, si, pero real.


Los sistemas de información no son artilugios alquimistas con propiedades fantasiosas que produzcan resultados de forma espontánea, existe un proceso atrás de estos sistemas que te llevan al objetivo que estás buscando.

La interpretación de esta información es tuya, única,  es tu conocimiento con base en tu razonamiento y tus conexiones neuronales, a tu entorno y a tu circunstancia.


Bradbury, Asimov, Gibson en sus novelas les dan características maravillosas a las computadoras y robots pero en la realidad todo depende de nuestro conocimiento.


De igual forma Ridley Scott, Stanley Kubrick y otros en sus películas proponen escenarios muy parecidos a las novelas y en algunos casos son referentes unos de otros.


Entonces nuestra expectativa es aspiracional y quizás en el fondo de nuestra mente nos gustaría que los sistemas de información “pensaran” por nosotros, pero eso no va a suceder.


Una computadora es una herramienta que ejecuta cálculos y procesa información más rápido que nosotros y varias cosas al mismo tiempo. Un sistema de información organiza y presenta resultados de tantas formas como se nos antoje,  pero no toma decisiones.

Una de las preguntas mas solicitadas al motor de búsqueda de Google es:  Cuando se va a terminar el mundo?  La información que te arroja es ambigua,  a excepción de un sitio que habla de este evento en términos de millones de años. Cuando ya no estemos aquí. 


¿La “red” se equivoca? O es nuestra interpretación. La respuesta es obvia, somos nosotros los que concluimos con base en lo que observamos y razonamos.

Entonces sugiero que para no crear falsas expectativas acerca de los sistemas de información.sigamos estos 7 pasos:

1. Observa el problema que quieres resolver desde diferentes ángulos y posiciones.

2. Obtén datos que te acerquen mas a la solución

3. Analiza la problemática con un equipo de trabajo multidisciplinario. 

4. Consulta a los expertos

5. Decide por una solución y considera las opiniones vertidas en el proceso.

6. Aplica la solución

7. Observa los resultados.

Los sistemas de información nos ofrecen certidumbre en la toma de decisión y visibilidad en el rumbo del negocio pero al final, siempre, la ultima palabra la tienes tú.


Carlos Medel.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *